Estiramiento de pene ¿Si o No?




Una cirugía estética frecuentemente solicitada por los hombres es la estiramiento o alargamiento del pene,  también llamada faloplastia. Debe decirse que aunque es posible hacer modificaciones estéticas al pene de dudoso resultado en conjunto, lograr la perfección en el tratamiento suele ser una labor casi que imposible.  En esta entrada me concentro en comentar técnicas que utilizan aparatos o ejercicios (no en cirugías correctivas).  Las técnicas de alargamiento con aparatos se han utilizado en todas las épocas de la historia y debe decirse que ellas funcionan para conseguir en promedio 2-3 cms adicionales de longitud peneana (no de engrosamiento);  aunque existen reportes de los que venden los aparatos de hasta 5 cm (que son casi imposibles de conseguir).  El uso de cualquiera de ellos se basa en el uso continuo de un peso o una presión sostenida a ejercer sobre el tejido. Si el ejercicio se hace y/o el aparato se usa diariamente sin duda existirá una modificación incluso definitiva del tejido, parecido al que logran ciertas tribus en diferentes partes del mundo para modificar su anatomía (Cuello, nariz  u orejas) como parte de complejos procesos de seducción.  No hay alargamiento sin disciplina, una combinación de ejercicios y colocación de aparatos durante buena parte del día puede lograr el objetivo deseado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mira, sé por experiencia que esos ejercicios pueden ser extremadamente peligrosos aun si se los hace bien. Hay gente que dice que sí le ha funcionado pero también existen personas (en las que me incluyo) que han sido severamente afectadas por realizar esas maniobras.

Yo por estirarme el pene mientras orinaba (tal como decía uno de esos bneditos manuales) casi me da necrosis en el glande. Todavía sigoa fectado y han pasado años desde que hice eso. La curación es tan lenta que recién ahora estoy experimetnado una mejoría considerable en las erecciones y en los orgasmos que había perdido casi por completo. Por estúpido. Por inseguro. Por una vanidad cretina. Y por uan ignorancia que hasta ahora me sorprende (no entiendo cómo es que hay tan pocas denuncias de lo peligrosos que son esos métodos)