Medios físicos en genitales

El uso de medios físicos en genitales suele ser muy útil para aminorar la inflamación o disminuirla cuando esta se ha producido. Como en el resto del organismo el frío se utiliza en el momento agudo, cuando la inflamación está creciendo y se quiere detener, en cambio el calor se utiliza para los días subsiguientes, buscando aumentar la vasodilatación y disminuir la inflamación que ya se estableció.
1- FRIO

El frío se utiliza en forma de hielo con varias condiciones: Nunca se aplica directamente. Se usan bolsas plásticas o de caucho. Es necesario descansar, puesto que el hielo quema terriblemente. El ritmo de aplicación es 15 minutos por cada hora, descansando entonces al menos 45 minutos para que el tejido se recupere. Sirve 24-48 horas después del trauma o la cirugía.
2- CALOR SECO
 


















El calor seco, sobretodo en cojines con arroz o semillas que se meten al microondas es muy poderoso. Sin embargo por algún motivo no tiene el mismo efecto que el calor húmedo que es mejor antinflamatorio. Puede utilizarse con cuidado por el gran poder calorífico que se consigue que puede QUEMAR la piel.
3- CALOR HÚMEDO

Sin duda el calor húmedo, siempre envolviendo el medio caliente en una toalla, es supremamente efectivo como antinflamatorio local, tanto para pene, testículos o ano. El agua caliente puede estar en una compresa, en una botella plástica o una bolsa de caucho o hule destinada ara este fin. El uso es continuo, de tal manera que se retire cuando comienza a enfriarse. Se le puede agregar sal de Inglaterra o Sal de Epson para mejor cumplir su labor.